Historia de la aparición y evolución de los chats

Share Button

create_room_screenshotEl inicio de las primeras aplicaciones o programas de chat en su versión más primitiva se remonta a la década de los años 60, coincidiendo con la época más álgida de la Guerra Fría, cuando ambos bandos estaban en plena carrera por el desarrollo armamentístico, político, espacial y de comunicaciones, entre otros.

Fue entonces cuando la Agencia ARPA (Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados) perteneciente al Departamento de Defensa de Estados Unidos estudió la posibilidad de llevar a cabo un novedoso proyecto conocido como “Red Galáctica” formulado inicialmente por Joseph Carl Robnett Licklider y que en ese momento solo era una teoría en papel que planteaba la idea de crear una red de comunicaciones entre distintos ordenadores que les permitiera trasmitir información entre ellos, un plan bastante futurista para la época teniendo en cuenta que Internet ni siquiera existía.

Más adelante, esta teoría se consolidó gracias al trabajo de otros especialistas en el campo de las telecomunicaciones que trabajaron por separado en distintos proyectos que finalmente convergieron para dar lugar a la primera red de telecomunicaciones experimentales conocida con el nombre de ARPANET y mediante la cual se transmitió un primer mensaje entre ordenadores interconectados en octubre de 1969. Dicha red era exclusiva para la comunicación entre algunas universidades y centros de investigación tecnológica y contaba inicialmente con cuatro nodos (puntos de interconexión entre los diferentes equipos utilizados para las comunicaciones), de los cuales el primero y más importante fue el que se ubicó en la Universidad de California, Los Ángeles y que fue la infraestructura que dio soporte al Internet rudimentario hasta finales de los años 80.

En el año 1978 Ward Christensen creó el primer BBS (Bulletin Board System), un software que permitía a los usuarios de ordenadores conectarse al sistema para compartir información, intercambiar mensajes con otros usuarios e incluso descargar software y datos. Este software fue una revolución en aquel entonces, ya que suponía una nueva forma de comunicación a la que cualquier usuario de un ordenador podía acceder. Pero tenía algunas limitaciones, como el hecho de que la comunicación no era en tiempo real, ya que solo podía acoger a un usuario a la vez debido a que la conexión utilizada era una línea telefónica estándar, así que los usuarios tenían que esperar a que la línea estuviera libre para poder acceder, es por esto que se lo bautizó como “el tablón de anuncios”.

La evolución de este tipo de software conocido como BBS apareció en el año 1988 de la mano del finlandés Jarkko “WiZ” Oikarinen con el nombre Internet Relay Chat, que se conocería por sus siglas IRC y que daba solución a las limitaciones de su predecesor permitiendo el acceso simultáneo a múltiples usuarios que podían mantener conversaciones en tiempo real, así como compartir archivos. Este software también permitía a los usuarios la creación de diferentes espacios conocidos como canales, los cuales podían ser públicos o privados y estar orientados a diferentes temáticas de charla o diferenciados por regiones geográficas.

El uso del IRC se extendió exponencialmente durante los años 90 y sirvió no solo como entretenimiento a miles de internautas, sino que también se usó como una herramienta de comunicación e información alternativa ante la censura impuesta durante el intento de golpe de estado de 1991 en la Unión Soviética y durante la Primera Guerra del Golfo, sucesos que aumentaron la popularidad de este sistema.

A partir de este software se desarrollaron de forma simultánea y por separado los diferentes sistemas que posteriormente darían soporte a los chats tal como los conocemos hoy en día y que normalmente se alojan en servidores de páginas web como la nuestra.

This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*